Lo que se pierde con el aborto y la eutanasia

Un profesor de filosofía nos comentaba recientemente en una clase que, aparte de las vidas humanas, lo que se había perdido con el aborto era el “ethos” de madre: esa persona abnegada, que da todo a cambio de nada, que siempre quiere lo mejor para sus hijos (decía un amigo mío que a una madre siempre le gustaba la cola y la cabeza del pescado, que era lo que nadie quería comerse). El concepto que tenemos casi todos de nuestra madre, quizá no todo el mundo lo pueda entender porque se les ha dado el poder de decidir eliminar a sus hijos si les conviene.

Con respecto a la eutanasia y los médicos ocurrirá algo igual. En la relación entre médico y paciente es esencial la confianza. El paciente confía en que su médico hará todo lo posible humanamente para tratar su enfermedad y si no es posible tratarla, intentará aliviarle lo mejor que la ciencia y su capacidad profesional y humana le permitan. El paciente podía confiar en que su médico le defendería (a veces incluso de él mismo) con uñas y dientes. Él era “su” médico.

Esto terminará  en el momento en que los pacientes no quieran ir al hospital o al centro de salud porque cabe la posibilidad de que alguien juzgue que su calidad de vida es inaceptable y decidan terminar con su sufrimiento. Cuando surja un conflicto ningún paciente podrá tener la seguridad de que su médico actúa en beneficio de su paciente, porque alguien que no es el propio paciente podrá interferir.

Se me dirá que se tomarán todas las medidas para que la eutanasia se aplique sólo en casos en los que el paciente reiteradamente lo solicite, ante varios médicos o notarios, en casos incurables, etc. También en el aborto había tres supuestos y ya hemos visto cómo en la práctica el aborto en España es libre (viene gente de países donde abortar es legal a abortar aquí). Vean si no el caso de Holanda: dio tan buen resultado que ya los niños, discapacitados, enfermos en coma y gente que no puede dar su consentimiento es eliminada.

España dice ser un país democrático. Si se permiten que esas leyes progresen será todo el pueblo español el responsable de este nuevo holocausto. Al menos, algunos lo intentamos evitar con la palabra.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: