Bebés, medicamentos y “bebés-medicamento”

via Universidad de Navarra: Noticias, Últimas noticias, Un mal remedio, tanto científico como ético.

Este artículo de Antonio Pardo publicado en El Mundo (de pago, todavía!), resume a la perfección todas las objeciones puestas al “milagro” del bebé-medicamento:

  • es un procedimiento técnicamente muy poco eficaz
  • no es inocuo para el embrión seleccionado
  • es mortal para los hermanos desechados
  • se idolatran, falsamente, los logros médicos
  • ¿qué pasará cuando el hermano seleccionado se percate de que él ha venido al mundo porque había que curar a su hermano mayor?

Y añado yo: ¿qué pasará cuando estos dos hermanos, el enfermo y el curador, le pregunten a sus padres por qué tuvieron que morir tantos hermanos suyos?

ACTUALIZACIÓN:

Sobre este tema es magnífico también el post de fjr en su blog: Bebé medicamento, bebé persona. Estupendo blog que recomiendo y añado a mi lista.

  1. Carlos:
    Es alarmante el miedo pánico que existe entre muchos profesionales de la medicina a manifestar las cosas tal como son. La mayoría de las desclaraciones sólo se quedan en la cara positiva de la noticia (el logro científico que supone), sin manifestar nada sobre esos aspectos negativos que tan bien señalas en el post.
    He leído declaraciones de Presidentes de Colegios de Médicos realmente vergonzosas. Señores, hay que decir las cosas tal como son. Lo contrario es engañar al público.
    Un abrazo,
    Alberto

  2. Efectivamente, Alberto, cada vez los médicos asumimos menos que nuestra profesión exige una deontología propia que nos “distingue” del resto de las profesiones. Por ello acabamos siendo hijos de nuestro tiempo y nos inclinamos ante los ídolos del momento: el éxito, el dinero, el poder. Somos humanos, sí. Podemos ser débiles, sí. Pero debemos luchar para defender a nuestros pacientes: a todos nuestros pacientes. Y el no reconocer una vida donde está más desprotegida hace que nos alejemos más de la verdad y que nuestra ciencia sea de pacotilla. ¿Qué ciencia vamos a profesar si no somos capaces de reconocer hechos elementales? De ahí al chamanismo, el ocultismo, etc., un paso.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: