Otra de “bebés-medicamento”

Mirada de bebe
Image by fecheagaray via Flickr

Al entrar a comentar una entrada del blog “La Huella Digital” sobre el último bebé-medicamento nacido en España que ha logrado curar la beta-talasemia de su hermano tras ser seleccionado para ser implantado por no tener el gen defectuoso y poder donar sangre de cordón umbilical que solucione el problema de su hermano, he entrado en una discusión sobre el tema en los comentarios.

He podido comprobar dos cosas que, no por conocidas, me llaman la atención:

  • los sentimientos tienden a primar sobre la razón
  • la gente no tiene claros los conceptos (lo que no sé si es causa o consecuencia de lo primero)

Está claro que la tragedia de una familia con un hijo que tiene una enfermedad incurable que se puede acabar con una cura tiene una carga emocional importante que hace que aspectos importantes del tema pasen a segundo plano. Y ahí es donde los sentimientos ciegan la razón. Es el tipo de argumentos de “¿qué harías si fuese tu hijo el que estuviese enfermo?”. La tendencia de la mayoría de la gente es dejarse llevar por esos sentimientos y decir que “lo mismo que han hecho estos padres”. Esto es comprensible pero inaceptable si se conoce lo que implica esta técnica.

La selección preimplantatoria de embriones mata a los embriones no seleccionados. Esto es un hecho que trata de ocultarse tras tópicos como que “no es más que un grupo de células”, que en realidad no están vivos, etc. Un mínimo de reflexión haría constatar que todos somos un grupo de células, pero que no todos los grupos de células son individuos: me pueden cortar una pierna y este grupo de células morirá en poco tiempo (se igualará con el medio ambiente al no poder maneter la energía necesaria para soportar sus procesos vitales, que todo hay que explicarlo). Aún así, para cortarme una pierna he de tener un motivo grave, como un riesgo de gangrena, un tumor, etc. Además ese grupo de células no es ni nunca será una persona: la parte no es el todo.

Cadáver de bebé en Pompeya.
Image via Wikipedia

Reconozco que no debo tener buenas “explicaderas”, pero también que hay gente que parece no querer tener buenas “entendederas”. No es excusa por mi parte, trataré de mejorar mis explicaderas, pues como dice Josep Ignasi Saranyana:

Los creyentes no estamos excusados de argumentar nuestras convicciones morales y éticas de modo eficaz. Para ello es preciso conocer muy bien las corrientes de opinión. Hay que saber argumentar la verdad de modo convincente y culturalmente eficaz. Esto vale para todos los debates éticos contemporáneos, en los que la moral tenga algo que decir: la guerra, el aborto y la eutanasia, por ejemplo.

(Universidad de Navarra: Noticias, Últimas noticias, La guerra en Gaza.)

Otros artículos interesantes sobre el tema que lo explican mucho mejor que yo:

Juan Manuel de Prada en el ABC

Catholic.net – Fecundación artificial y enfermedades genéticas

Felicidades Javier, lo siento por tus hermanos, en el blog de bioeticaweb

Bebé medicamento, bebé persona, ya antiguo, en la misma página.

Además yo ya he hablado de este tema en:  Bebés, medicamentos y “bebés-medicamento”

Reblog this post [with Zemanta]
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: