Abortos vs Trasplantes

Don Quijote by Honoré Daumier (1868)
Image via Wikipedia

Dicen que quieren reformar la ley de trasplantes española para luchar contra el tráfico de órganos. Hace 20 años que se creó la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) y, ciertamente, en ese tiempo han cambiado cosas que quizá merezcan reformar dicha organización. Hay que reconocer que la ONT que ha funcionado muy bien. Y lo sé de primera mano. Yo he participado en el proceso de diagnóstico de muerte cerebral, mantenimiento de donantes potenciales, solicitud de órganos y tratamiento de recién trasplantados.
Al reconocimiento de que estos procesos funcionan muy bien contribuye indudablemente que todo está muy engrasado con dinero. Se dice que cobra hasta el celador que lleva la muestra de sangre al laboratorio para realizar una analítica. Es una prueba de que cuando se quiere la sanidad funciona, vaya que si funciona, aunque sea carísima.
Otro factor (el principal, diría yo) que creo que contribuye al éxito de todo el proceso, en mi opinión, es que el trasplante se basa en la donación: el paciente dona sus órganos si quiere y se respeta su voluntad si no quiere, nunca se extraen órganos contra la voluntad de la familia (aunque la ley nos considera donantes a todos los que no nos hemos opuesto expresamente), los donantes o sus familias no reciben ninguna compensación material (importante, al menos). A las familias del potencial donante se las trata exquisitamente y, generalmente, responden bien. Tanto si al final donan los órganos como si no los donan.
También hay alguna sombra: he visto incluir a pacientes en la lista de potenciales receptores cuando clínicamente el trasplante estaba contraindicado (y ya había sido rechazado el receptor en otros centros), sólo para conseguir ser el hospital que más trasplantes de un tipo hacía ese año. Pero eso es la excepción.
Ahora parece ser que se quiere hacer hincapié en tratar de limitar el comercio de órganos. No me parece mal, pero podríamos hacer el ejercicio de compararlo con el aborto.
Se puede abortar legalemente en España, de momento, por tres motivos: violación, riesgo para la salud física o psíquica de la madre o malformaciones o enfermedades del feto. Al comercio de órganos podríamos aplicarle los tres mismos supuestos y despenalizarlos en esos casos.
A la violación se equipararía el donante que es obligado a serlo por métodos mafiosos (o donas o te rompemos las piernas, o donas o eliminamos a tu familia… y no digamos el caso en el que simplemente te matan y te quitan un riñón). Aunque es un poco bestia este supuesto, hay que tener en cuenta que de prohibirlo se generará (ya se ha generado) una red ilegal, en la que las donaciones se harán con muchas menos medidas higiénicas y de seguiridad, generando mayor mortalidad al donante.
Aunque este último caso podría meterse en el riesgo para la salud física o psíquica del donante yo creo que este supuesto se asemeja más al que quiere donar voluntariamente en vida… a cambio de una módica suma. Es la venta de órganos. Podría legalizarse para que los donantes saneasen su economía, de paso se les hace un chequeo (para comprobar la calidad del material) y podrían sentirse mejor sabiendo que habían salvado una vida. Además, si “nosotras parimos… nosotras dedidimos” ¿por qué no, “nosotros donamos… nosotros cobramos”? Y en el caso de la donación de gametos para reproducción asistida o investigación, ya lo permite la ley, con lo cual si lo impedimos generamos hipocresía social.
Tiene peor encaje el caso de malformación o enfermedad del feto, pero aplicando la misma ley se elimina al enfermo potencial, con lo cual nos aseguramos que sus órganos puedan ser empleados en algo útil. Se me ocurre que, por ejemplo, pacientes en estado de coma o incapacitados, pueden ser eleminados obligatoriamente para extraer sus órganos. De hecho, ya se intenta hacer eliminando embriones que donen células madre obligatoriamente.
En fin. Quede claro que prefiero la ley como está o casi y que estoy en contra del comercio de órganos. Sólo quiero usar un humor muy negro para que se vea que se pueden emplear argumentos falaces para permitir hacer casi cualquier barbaridad.

Reblog this post [with Zemanta]
  1. 18/11/09
  2. 22/11/09
  3. 9/03/10
    Trackback from : anton abogados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: