Archive for the ‘ Aborto ’ Category

Durme, meu neno, durme

Hace pocos minutos que entró en vigor la infame ley Aído que permite el asesinato de niños antes de nacer… porque molestan. En mi tierra, Galicia (España), la población envejece deprisa y no hay niños suficientes para relevar a los ancianos que van muriendo. Seguirán muriendo también muchos niños gracias a esta ley infame.

Esta canción es una nana, escrita con intenciones políticas por gentes que muy probablemente habrán aplaudido esa ley, pero que puede expresar (si queremos entenderlo) un canto de esperanza de que hoy es el principio del fin. Esta es mi tierra. Tierra de contradicciones. La esperanza está en que por lo menos el parlamento de Galicia ha aprobado un ley de protección de la maternidad. Espero que no sirva sólo para alargar la agonía, sino como semilla de renacimiento. Si Galicia, si España, si Europa, muere de vejez será por leyes como esta que cavan su propia tumba.

Durme meu neno, durme, / Duerme mi niño, duerme,

sen máis pranto, / sin más llanto

que o tempo de chorare, / que el tiempo de llorar

vai pasando / va pasando

Que a terra na que vives, / Que la tierra en la que vives

non quer bágoas, / No quiere lágrimas

precisa homes inteiros, / Precisa hombres enteros

pra liberala. /para liberarla.

Durme meu neno, durme, /Duerme mi niño, duerme,

colle forzas, / coge fuerzas,

que a vida que che agarda, / que la vida que te aguarda,

pide loita. / pide lucha.

Recollera-lo froito sementado, / Recogerás el fruto sembrado,

no inverno escuro e frio, / en el invierno oscuro y frío,

no que estamos. / en el que estamos.

El principio del fin… de la cultura de la muerte

En COPE Galicia, sobre la infame ley del aborto

En el informativo regional de Galicia de la cadena COPE han tenido a bien recabar mi opinión sobre la nefasta ley del aborto aprobada hoy. Aquí les dejo el audio. Mi intervención aparece sobre el minuto 13-14.

Fuente original

Reblog this post [with Zemanta]

Aborto. Población. Dinero.

El aborto puede ser rechazado por razones morales principalmente, pero también científicas y, por su puesto, económicas.
Isabel Estapé publica el siguiente artículo en ABC:
“No rotundo al ocaso de una civilización
En el hace referencia a una serie motivos jurídicos, microeconómicos y macroeconómicos.
En nuestros países occidentales hace años que vemos pirámides poblacionales similares a esta:
La base que sostiene a los de arriba es cada vez más estrecha (aunque se ha ampliado algo por la inmigración).
Esta situación demográfica unida a la crisis económica, al paro y al alargamiento de la esperanza de vida son toda una bomba de relojería en la línea de flotación del estado de bienestar.
Yo no aspiro a jubilarme y cobrar una pensión. Tan solo espero que la salud me permita seguir trabajando y ganando un sueldo hasta pocos días antes de morir. Y no voy a llorar por eso. Peor lo tienen las jóvenes generaciones a las que se engaña diciéndoles que se formen y se preparen para ocupar puestos de trabajo que no existen (un 40% de paro juvenil en España). En cambio les damos un botellón, un preservativo y una ley que les permita librarse de las “consecuencias” de los actos cometidos en estado de mayor o menor embriaguez.
Por lo que lloraré es por los millones de seres humanos que podrían haber traído a este mundo, no sólo la mano de obra que hará falta para mantener el estado de bienestar (u otro que decidamos hacer), sino que podrían aportar soluciones a los muchos problemas de todo tipo que hay y que habrá en el mundo. Y sobre todo, nos habrían dado la alegría que los niños ponen en las vidas de sus padres (aunque les cueste un montón sacarlos adelante, siempre compensa el amor que ponemos en ellos).
Hace un par de años decía que nos faltaban 100000 niños. Desde la legalización del aborto en España pueden haber sido masacrados  más 1000000. A veces los actos tienen consecuencias no inmediatas. Quien a aborto mata, a eutanasia muere.
Las civilizaciones y los imperios pasan, mueren y nacen otras. Lo que no podemos consentir es que varias generaciones estén siendo condenadas por haber matado a seres indefensos a manos de quienes deberían haberles protegido.

Viene al pelo de la situación este vídeo que encontré en capellaniaaldeafuente:

La píldora del día después puede producir trombosis venosa… ¡que sorpresa!

Vía:

Sanidad admite ahora que la píldora del día después puede producir trombosis – Libertad Digital.

Vía:

Sanidad admite el riesgo de trombo venoso por la píldora del día después- Larazon.es

Un trabajo muy bueno el de La Razón. Después de desinformar a las mujeres diciendo que la píldora del día después no tenía efectos secundarios o eran muy escasos (“Son poco frecuentes, débiles y desaparecen rápidamente“), resulta que los estudios que hacen después de recomendar su uso sin receta médica lo que dicen es precisamente que su uso repetido y frecuente (justo el que se permite hacer sin ningún control médico al eliminar la necesidad de receta) aumenta el riesgo de trombosis venosa.

Todos los anticonceptivos hormonales tienen un aumento del riesgo de trombosis venosa mayor cuanto más grande sea la dosis de estrógenos, aunque el preparado que se usa en la píldora del día después (el levonorgestrel) provoque un riesgo menor que el resto de sustancias.

Y encima obligan a los farmacéuticos a dispensarla en contra de su conciencia.

De todos modos, aunque no tuvieran ningún riesgo, no hemos de olvidar que en muchos casos el efecto abortivo y no anticonceptivo, por lo que su uso es inaceptable.

Cuando los políticos andan por medio la verdad es la primera víctima. Si esta sociedad no exige la destitución inmediata de la ministra de sociedad, quizá sea porque tiene los políticos que se merece: mentirosos. Así habrá muchas más víctimas: seres humanos no nacidos recién concebidos y mujeres utilizadas como cobayas de experimentación.

Abortos vs Trasplantes

Don Quijote by Honoré Daumier (1868)
Image via Wikipedia

Dicen que quieren reformar la ley de trasplantes española para luchar contra el tráfico de órganos. Hace 20 años que se creó la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) y, ciertamente, en ese tiempo han cambiado cosas que quizá merezcan reformar dicha organización. Hay que reconocer que la ONT que ha funcionado muy bien. Y lo sé de primera mano. Yo he participado en el proceso de diagnóstico de muerte cerebral, mantenimiento de donantes potenciales, solicitud de órganos y tratamiento de recién trasplantados.
Al reconocimiento de que estos procesos funcionan muy bien contribuye indudablemente que todo está muy engrasado con dinero. Se dice que cobra hasta el celador que lleva la muestra de sangre al laboratorio para realizar una analítica. Es una prueba de que cuando se quiere la sanidad funciona, vaya que si funciona, aunque sea carísima.
Otro factor (el principal, diría yo) que creo que contribuye al éxito de todo el proceso, en mi opinión, es que el trasplante se basa en la donación: el paciente dona sus órganos si quiere y se respeta su voluntad si no quiere, nunca se extraen órganos contra la voluntad de la familia (aunque la ley nos considera donantes a todos los que no nos hemos opuesto expresamente), los donantes o sus familias no reciben ninguna compensación material (importante, al menos). A las familias del potencial donante se las trata exquisitamente y, generalmente, responden bien. Tanto si al final donan los órganos como si no los donan.
También hay alguna sombra: he visto incluir a pacientes en la lista de potenciales receptores cuando clínicamente el trasplante estaba contraindicado (y ya había sido rechazado el receptor en otros centros), sólo para conseguir ser el hospital que más trasplantes de un tipo hacía ese año. Pero eso es la excepción.
Ahora parece ser que se quiere hacer hincapié en tratar de limitar el comercio de órganos. No me parece mal, pero podríamos hacer el ejercicio de compararlo con el aborto.
Se puede abortar legalemente en España, de momento, por tres motivos: violación, riesgo para la salud física o psíquica de la madre o malformaciones o enfermedades del feto. Al comercio de órganos podríamos aplicarle los tres mismos supuestos y despenalizarlos en esos casos.
A la violación se equipararía el donante que es obligado a serlo por métodos mafiosos (o donas o te rompemos las piernas, o donas o eliminamos a tu familia… y no digamos el caso en el que simplemente te matan y te quitan un riñón). Aunque es un poco bestia este supuesto, hay que tener en cuenta que de prohibirlo se generará (ya se ha generado) una red ilegal, en la que las donaciones se harán con muchas menos medidas higiénicas y de seguiridad, generando mayor mortalidad al donante.
Aunque este último caso podría meterse en el riesgo para la salud física o psíquica del donante yo creo que este supuesto se asemeja más al que quiere donar voluntariamente en vida… a cambio de una módica suma. Es la venta de órganos. Podría legalizarse para que los donantes saneasen su economía, de paso se les hace un chequeo (para comprobar la calidad del material) y podrían sentirse mejor sabiendo que habían salvado una vida. Además, si “nosotras parimos… nosotras dedidimos” ¿por qué no, “nosotros donamos… nosotros cobramos”? Y en el caso de la donación de gametos para reproducción asistida o investigación, ya lo permite la ley, con lo cual si lo impedimos generamos hipocresía social.
Tiene peor encaje el caso de malformación o enfermedad del feto, pero aplicando la misma ley se elimina al enfermo potencial, con lo cual nos aseguramos que sus órganos puedan ser empleados en algo útil. Se me ocurre que, por ejemplo, pacientes en estado de coma o incapacitados, pueden ser eleminados obligatoriamente para extraer sus órganos. De hecho, ya se intenta hacer eliminando embriones que donen células madre obligatoriamente.
En fin. Quede claro que prefiero la ley como está o casi y que estoy en contra del comercio de órganos. Sólo quiero usar un humor muy negro para que se vea que se pueden emplear argumentos falaces para permitir hacer casi cualquier barbaridad.

Reblog this post [with Zemanta]

Hipocresías y tácticas

La manifestación del sábado fue un éxito.

Sin embargo, está claro que los políticos (que en cuanto ven a miles de personas juntas “se les pone cara de voto”) tratan de utilizar cualquier cosa para arrimar el ascua a su sardina. Otras veces me he metido con políticos del PSOE, hoy lo haré con los del PP a cuento de esto:

Hazteoir.org: ¿En qué modificaría el PP el proyecto abortista de Zapatero?

Y la respuesta es: en dejar la ley actual como está. Es decir, 120000 abortos al año + píldoras del día después + educación sexual animalizada. La política que se ha hecho en España en los últimos años con los penosos resultados conseguidos.

En la manifestación contra el aborto había políticos del PP que habían manifestado sus posiciones (débiles, tibias) provida como Mayor Oreja. Había ex-ministras de Sanidad que permitieron, introdujeron y promovieron la píldora del día después en España, como Ana Pastor, que no hizo nada para impedir el fraude de ley que estaban cometiendo los abortorios y parió una ley sobre reproducción asistida que ya vale. Presidentas de comunidades autónomas como Madrid que son las que más abortos tienen en España, como Esperanza Aguirre (atenuada por el apoyo que parece que se da a Red Madre en esa comunidad).  Políticas autonómicas venidas a más, de las que se conoce públicamente que han sido sometidas a fertilización in vitro (con presunta generación de embriones condenados a morir después de congelados), como María Dolores de Cospedal. Y, lo más sangrante, ex-presidentes de gobierno que pudieron abolir la ley, atenuarla, hacerla cumplir al menos… y no hicieron nada, como José María Aznar.

No quiero juzgar a las personas, sólo opino de los hechos, y salvo que me demuestren lo contrario a partir de ahora, no me queda más remedio que darle la razón a un político del PSOE que dice que es católico (aunque con católicos así no sé para qué queremos anticatólicos), José Blanco (actual Ministro de Fomento): en el PP lo que hay es mucha hipocresía (que se aplique el cuento el presunto católico).

Otras veces he dicho (aunque creo que no escrito), que en el tema del aborto el PP no es la solución, sino parte (y gorda) del problema. Ellos usan su táctica, el movimiento provida deberá buscar la manera de utilizarles a ellos cuando convenga.

Y para relajar (porque se me pone mala baba cuando hablo de políticos) dejo este vídeo que resume el mensaje que creo que debe transmitir el movimiento provida: la vida es alegría (no es fácil, pero sí alegre).

Reblog this post [with Zemanta]